Barcelona 2013: El dichoso precio de las entradas

No, no, no y no. Me niego a aceptar como normal la imagen de las gradas de la piscina Bernat Picornell en este Mundial de Barcelona. Seguramente habrá muchos factores que ayuden a encontrar la razón de la escasísima presencia de público en las gradas, pero considero fundamental detenernos un momento en el precio de las entradas.

No voy a entrar a compararnos con el precio de las entradas en otros deportes. No procede. El waterpolo tiene unas características determinadas y como tal necesita de políticas específicas en todos los aspectos (también en el del precio de las entradas). Tampoco voy a comparar con los precios del Mundial del 2003 (quedémonos con que el precio ha subido mucho).

Simplemente hagamos un ejercicio de puesta en práctica. Aquí expondré mi caso, pero en las siguientes líneas estaría bien que cada cual pusiese el suyo. Con este simple ejercicio nos daremos cuenta de que los precios son desorbitados para un deporte necesitado de promoción.

No hace falta conocerme mucho para saber que soy un apasionado del waterpolo. Aparte, por la responsabilidad que tenemos los entrenadores, creo que es obligada nuestra presencia en Barcelona. Mi intención en un principio era ver el Mundial casi en su totalidad pero…

Primero fui a por los abonos. Entre el masculino y femenino el gasto superaba los 500 euros de largo. Si añadía el viaje y el alojamiento (que no es precisamente barato en Barcelona) la cosa se ponía en torno a los 1.000 euros sin contar comidas y transporte urbano en la ciudad (y eso que algunos días me iba a alojar en casas de familiares y amigos). Descartado. Imposible asumir tal gasto.

La segunda opción fue comprar entradas. Y empezamos de atrás hacia adelante. Empezamos por las finales (sábado 3 y viernes 2) y para cuando llegamos a las semifinales (jueves 1 y miércoles 31) ya íbamos 200 euros gastados. Más viaje más alojamiento pues más de 400. No está mal. Decartamos ir a comprar cuartos de final ya que el precio de nuestro viaje de waterpolo empezaba a llegar a números peligrosos para nuestras economías.

Yo iré. Hago el viaje con jugadorxs y entrenadorxs del club. Con nuestra afición y la pasión que sentimos por el waterpolo vamos con muchísima ganas. Eso sí, convencer a gente de fuera del mundillo ha resultado imposible. Demasiado gasto.

La conclusión que saco es clara. Algunos iremos. Los habituales. Los que nunca fallamos. Los activistas del waterpolo. Los militantes. E iremos a algunos partidos, no a todos. Pero poco más, dificilmente vamos a conseguir que alguno de fuera del mundillo se acerque a la Picornell a ver el Mundial. Y este deporte, siempre lo he dicho y siempre lo diré, necesita promoción. Necesita ser una disciplina importante entre la oferta deportiva.

De mientras, gradas vacías. Imagen penosa con no más de 50 personas en el plano general que la cámara principal ofrece de la piscina en muchos partidos. ¿Así quién se va a interesar por un deporte que para el público general no es fácil de entender? Organizar el Mundial era una oportunidad magnífica para la promoción de nuestro deporte, pero es un tren que ya hemos dejado escapar. Sólo lo salvará, en alguna medida, un resultado positivo de las selecciones españolas o la fantástica cobertura que está haciendo Teledeporte (sobretodo en su página web).

Alguno justificará el precio de las entradas. Argumentos para ello hay, no en vano estamos ante un Mundial. Pero estoy seguro de quien lo haga así o bien no le importa que las gradas estén vacías, o no le importa la promoción del waterpolo o bien está yendo de gratis.

De todos modos, pinchar en la imagen y ahí tenéis entradas. Que cada cual opine. Pero no puede ser que en los partidos del Leioa femenino haya más espectadores que en un Mundial. Difícil de entender.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cosas de JonLo. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Barcelona 2013: El dichoso precio de las entradas

  1. juan M. Baena dijo:

    Se puede decir mas alto pero no mas claro. Totalmente de acuerdo contigo. En casa nos llegamos a plantear organizar las vacaciones de verano para ver el mundial ya que tengo dos jugadoras en casa…cuando vimos los precios tuvimos que olvidarlo, imagina tus cuentas por cuatro.
    No se puede hacer negocio con las entradas para ver waterpolo, no es normal ni el precio de las entradas del mundial o salvando las distancias que te cobren por ver un campeonato de España cadete.
    Gracias por permitir nuestros comentarios y enhorabuena por el blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s