Lo que no visteis del Campeonato de España infantil femenino

Recuperando una vieja costumbre, en el siguiente post encontraréis cosas del Campeonato de España infantil femenino que no visteis, cosas que no encontraréis en las páginas de resultados ni en twitter ni en ningún hastag, son las cosas que no visteis, es la INTRAHISTORIA de este campeonato.

IMG-20140712-WA0002No pudisteis verlo porque “nuestro” campeonato comenzó lejos de casa. El Campeonato infantil empezó en Terrassa. Íbamos al cadete a “recoger unos buenos sacos de goles”. Eso pensaba quien más quien menos. Sólo nosotras sabíamos que no iba a ser así. Conseguimos llevar a Leioa buenas noticias. Quedamos últimas y competimos con todos. Fue una genial tarjeta de visita. Primer paso dado.

No lo visteis. Era viernes y debutábamos en el Campeonato. Fuimos a comer todas juntas. No pudisteis ver los nervios extremos de las jugadoras en la sobremesa. Por suerte, en este equipo también hay gente que sabe hacer el chorra en ciertos momentos. Quitamos los nervios haciendo el “indio”, así, literal. Fuimos para la piscina con una sonrisa. Debutábamos.

No la visteis. No visteis la charla previa al partido de Terrassa. Duró apenas 2 minutos. La clave estaba en el corazón, no en la pizarra. Poner el corazón a mil fue cuestión de 120 segundos, no más. Este equipo es grande en emociones.

OLYMPUS DIGITAL CAMERANo visteis el primer descanso del campeonato. “-¿Os lo estáis pasando bien? -Síiii! -Pues ala, traguito de agua y a seguir”. Y es que con estas niñas a veces las cosas son muy sencillas. Pasó muchas más veces durante el campeonato.

En otro, una jugadora me pidió descanso. Muerta por el sobreesfuerzo. Estaba haciendo un partido antológico. Quizás no lo visteis, porque hace una labor tan oscura que a veces pasa desapercibida. Siguió jugando. Creció ese día. Ha crecido mucho este campeonato.

El último descanso de ese partido fue diferente. Una compañera se acercó y dijo. “-Chicas, yo no quiero tanda de penaltis, así que vamos a ganar esto”. Aplaudieron las demás. Lo intentaron y lo intentaron. No pudieron.

OLYMPUS DIGITAL CAMERADesde vuestro sitio no se vio. Acabó el partido contra Terrassa. La gente aplaudía. Pero me quede con unas cuantas personas. Ojos llorosos, puestas en pie, de puntillas, y aplaudiendo como nunca. Objetivo conseguido. Soprendimos y las chicas transmitieron.

Los entrenadores recibimos muchas felicitaciones por ese partido. Mucha gente no se lo esperaba. Es muy reconfortante recibir halagos cuando pierdes. Señal de que hay algo real detrás de todo.

El viernes por la noche me encontré a algunas de las niñas jugando por el pueblo. No podían dormir. Estaban emocionadas. Me abrazaron cuando me vieron. Así es este equipo. “Me lo he pasado genial. Ha sido el mejor día de mi vida”, me dijo una. Como entrenador creo que poco más se puede pedir. Son infantiles, así debe ser.

OLYMPUS DIGITAL CAMERANo lo visteis. Nuestras consignas durante el campeonato eran el “partido a partido” y “disfrutar”. Antes del partido de Moscardó el sábado a la mañana todo el mundo felicitaba a las chicas por lo del viernes. No fue fácil volver al “partido a partido”. Lo consiguieron. Sudaron como nunca para ganar.

Ese mismo sábado era el cumpleaños de Sergi Masso y Gorka. No visteis pero el sábado los entrenadores comimos chuletón. Teníamos que celebrar el día de estos dos cracks. Lo hicimos y es que en un campeonato de este tipo hay y debe haber tiempo para todo.

IMG-20140721-WA0016No estabáis. Después de comer nos fuimos a la Residencia Atalaya a descansar. Allí estaban las jugadoras del Terrassa. Horas antes habían jugado un partido durísimo contra ellas. Ahora se abrazaban, se hacían fotos, planeaban un intercambio, cambiaban gorros… Compañerismo. Deporte. Amistad. Valores.

Puede ser que lo vierais. Partido con Boadilla. Tras un golpe fortuito una de las jugadoras estaba con el ojo hinchado. Tenía dolor y apenas veía por el hinchazón. Me pidió cambio, le pedí un último esfuerzo. Me dijo que “ok, que aguantaba”. Esfuerzo. Compromiso. Más valores.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAAcabó el partido. Ganamos. Estábamos en semis. No lo visteis, pero muchas jugadoras se quitaron una losa de encima. El año anterior habíamos quedado quintas y tenían cierto temor a no mejorar esa posición. Me alegré por ellas. Pero me alegré por la imagen que estaban dando.

Domingo. Día de semifinal. 8:00 AM. Suena el timbre de casa. Dos jugadoras del primer equipo pululaban por Leioa. Habían quedado para desayunar. Aún no habían abierto los bares de la zona. Desayunaron en casa aguantando los vaciles de Sergi Massó. La jornada empezaba con risas. Muchas risas.

Estaba en Askartza. Eran las 10:00 AM. Se me acerca el padre de la jugadora que el día anterior había recibido el golpe. Su hija está camino de la clínica. Ha sangrado de la herida durante la noche. Posiblemente no pueda jugar.

11:00 AM. Llega una de las jugadoras a la piscina, me da la mano y me dice: “Jon, hoy no es el mejor día para jugar una semifinal”. Me cuenta lo de la compañera que está en la clínica, que otra está con conjuntivitis y que no ve bien y que otra está muy preocupada por un tema familiar. Hacemos la charla y preparamos el partido. No vale de nada. Las chicas tienen la cabeza en otro sitio. Están preocupadas. Es normal.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA12:00. Afortunadamente todo se soluciona. Volvemos a hacer charla express justo antes de tirarnos a calentar. Cambian los planes. Cambian las caras. Cambian las voces. De repente vuelven a sonreir. Lo intentan. Una y otra vez. Imposible. El Medi es muy superior. Da igual. La gente les aplaude, les felicita como si hubieran ganado.

Acaba el partido contra el Medi. Lloran. Hay cierta frustración. Nos estamos equivocando. Habíamos venido a disfrutar y de repente habíamos dejado de hacerlo. Lloran pero no de emoción. Es frustración, miedo. Hablamos. Hablan los entrenadores. Hablan ellas. De repente una de las más pequeñas rompe a llorar. Bingo. Vuelven a llorar de emoción. Círculo completado.

Vamos a comer. Vamos a jugar el partido más importante de la historia del club unas horas más tarde. Hemos recuperado la sonrisa, hay ganas… y de repente… salta la bomba. La mayor chorrada. Un malentendido desata una tormenta. Empezamos a hablar como “yo” y nos olvidamos del “nosotras”. Se va todo al garete. Se desmorona todo el trabajo previo.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAPero no lo visteis. Estábamos equivocados. Les ayudamos un poco, cierto; pero estas infantiles dieron una lección de resolución de conflictos. Enseguida captaron el mensaje verdadero. En cuestión de minutos estaban otra vez en el punto de partida. Volvían a ser una piña infranqueable. Quizás fue el conflicto que necesitábamos para afianzar más la idea de equipo. Más unidas si cabe.

Algunos sí que lo visteis. Llegamos a comer a uno de los restaurantes de la zona. Fue abrumador. Allí estaban también las aficiones de varios equipos comiendo. Los entrenadores recibíamos felicitaciones de todo el mundo. Por el equipo, por la organización, por la acogida… Todo halagos. Nos sentíamos hasta incómodos. No estamos acostumbrados a tantas buenas palabras. Acabamos de comer y nos acercamos a una de las mesas a despedirnos. Toda la mesa (y eran muchos) empezaron a aplaudir y a gritar “LEIOA, LEIOA!”. Gorka y yo nos mirábamos. Les agradecimos el gesto y nos fuimos. Ya fuera nos volvimos a mirar. Nos habían sacado unas lágrimas. Muchas gracias!

OLYMPUS DIGITAL CAMERAJugamos la final por el bronce. Rufo se acercó antes de empezar el partido. Nos tranquilizó a los entrenadores, nos felicitó y nos pidió que le dejaramos hablar con las jugadoras. Les dijo las palabras perfectas en el momento preciso. Tres palabras claves. No hizo falta más. Las chicas aplaudieron.

Y empezó el partido por tercer puesto frente a Sant Andreu. Fue un carrusel de partido. Caótico a ratos. Carrusel de emociones también. Empate y eso sí que no lo visteis. Una jugadora negaba con la cabeza. “No, no, no. No quiero penaltis”. Le grité. No había elección.

No sé si fue la más difícil o la más fácil, pero la charla entre acabar el partido y empezar los penaltis fue una de las más emotivas para mí. No sabía muy bien cómo hacerlo. Pero quería hacerles ver en un momento de tanta tensión que para nosotros eran ganadoras ya pasara lo que pasara, que habían hecho historia y que estábamos muy orgullosos de ellas y de la imagen que habían trasladado al mundo waterpolístico. Estaban nerviosas, muy nerviosas. Les dije que se dieran la vuelta, que miraran a la grada llena, que sintieran el apoyo de toda esa gente y que les aplaudieran. Creo que fue uno de los momentos más mágicos que un deportista puede tener. La grada, casi al completo, se levantó y aplaudió a rabiar. Esa fue nuestra celebración. Ya teníamos nuestro gran premio pasara lo que pasara en los penaltis.

Este momento fue sin duda el más mágico y electrizante que he podido vivir en una piscina. La grada reventó a aplaudir. Faltaban los penaltis pero estas chicas recibieron su gran premio por adelantado.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAGanamos los penaltis. Casi todo lo que pasó después sí que lo visteis. Los abrazos. Padres y madres emocionadxs. Las mayores exultantes. El abrazo con Josu (especial porque él tenía que estar en Noruega y no debía estar allí en ese momento, pero estaba y lo agradecí mucho). Las chicas saludaron uno a uno a todo el mundo. Era su gran momento. Era premio al esfuerzo. Fue ese momento tan placentero y efímero de la victoria.

Vosotros igual sí. Yo apenas pude ver la final entre Medi y Terrassa. Fueron momentos de saludar, escribir unas palabras para Sergi Massó y la entrega de premios y reflexionar mucho.

OLYMPUS DIGITAL CAMERALa entrega de premios sí que la visteis. Quizás no visteis algunos detalles. Los abrazos a Ane Jaime cuando dijeron por altavoz que era la mejor portera del campeonato. Si hay alguien currante y perfeccionista en este mundo es ella. Se lo merece. No ha parado de crecer deportivamente en las últimas temporadas. Quizás a mí no me visteis. Disfrute como un espectador más de la entrega de premios. La medalla se la dieron a las 11 guerreras, pero en el podium vi pasar a mucha gente, a toda esa gente que en 15 años de Leioa Waterpolo ha puesto su granito de arena hasta llegar aquí. Desde Javi Vidal hasta Alberto Castro, pasando por otros entrenadores que han pasado por el club y por todas esxs deportistas que han ido cincelando lo que hoy en día es el club.

No visteis la cena de celebración. Fue un acto emotivo. Nos juntamos los entrenadores, las jugadoras y sobretodo, gran parte de todos esos voluntarios que estuvieron currando durante ni sé cuantas semanas y meses en la organización de un torneo que fue brutal. Acto sencillo, muy humilde. Como es el Leioa Waterpolo.

CenaLW

Jugadoras, jugadores, padres, madres, entrenadores y algunos de los voluntarios que hicieron posible el Campeonato de España infantil femenino. Familia.

Llegué a casa. No visteis mi movil. Muchísimos mensajes. Leyéndolos rompí a llorar. Habían sido demasiadas cosas. Demasiadas emociones.

Lo que visteis, lo que no… Lo que os contaron. Todo forma parte de este campeonato. Desde luego, muchos hemos salido de este campeonato diferentes a cómo entramos. Ahora tenemos una experiencia más, un aprendizaje más. Toca descansar unos días.

Muy agradecido por todo lo que he recibido este fin de semana.

ESKERRIK ASKO!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cosas de JonLo. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Lo que no visteis del Campeonato de España infantil femenino

  1. Pingback: ¡Menudo año! Agur 2014! | El Blog De Todopolo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s